Unha luz que non se apaga

Unha luz que non se apaga

BERROGÜETO. UNHA LUZ QUE NON SE APAGA.

Desde aquel fresco y maravilloso "Navicularia" allá por el año 1996, Berrogüetto iniciaba un periplo único en el panorama musical gallego. Dieciocho años navegando sin soltar raíces. Ahora han vuelto a tierra para poner fin a su carrera como grupo, cansados pero orgullosos de un viaje lleno de descubrimientos. Pero como cualquier marinero que añora la tierra cuando la travesía es larga y el mar al poco de pisar tierra, en sus mentes y sus corazones ya late el germen de una nueva aventura.

Allá por el verano del 2011, tuve el enorme placer de compartir una tarde-noche de concierto. Ahora, movido por la perspectiva del tiempo y el adiós del grupo, reviso el trabajo realizado y decido montar este pequeño tributo.  Veo como las imágenes fluyen acompasadas y cómo parecen realzadas por la luminosidad de los acordes de su tema "Astrea". Así que me dejo llevar, invocando desde lo humano, como la diosa Astrea, la preciada inmortalidad,  la de su música. 

Astrea es una de sus últimas creaciones, incluida en el álbum Kosmogonías (2010). En opinión de Fernando Neira, autor de la biografía "Berrogüetto. O pulso da Terra"  es uno de las mejores temas del grupo.  Breve, sencillo en apariencia, pero muy luminoso y vibrante, es de ese tipo de música que también sientes en la piel.